lunes, 31 de julio de 2017

Denuncian que golpean a una menor a la salida del boliche Privilege

El pasado jueves 20 de julio a la madrugada, en vísperas del día del amigo, un grupo de chicas de 16 años de Lanús fue a bailar al boliche Privilege ubicado en avenida Calchaquí 4249, en Quilmes. Romina Belcastro,  madre de una de las jóvenes denuncia que los patovicas del lugar la sacaron del boliche y la golpearon, delante de quien sería el dueño, Alejandro Pucheta, ex marido de Nazarena Velez y padre de Barby Velez.


"Las chicas habían contratado un combo, ofrecido por Privilege, del traslado ida y vuelta hasta el boliche más la entrada y no tuvieron problemas para ingresar. Era la primera vez que mi hija iba al boliche", dijo Romina Belcastro, en diálogo con el programa Micrófono Abierto de Radio Quilmes fm 106.5.

El conflicto

Dijo que "una de las amigas  una pelea con otra adolescente en la pista de baile, por lo que sus amigas intervinieron para separarlas y una persona se acercó para advertirles que no generaran disturbios porque sino las sacarían del establecimiento, a lo que las chicas respondieron que habían intervenido para separarlas simplemente. Finalizado este episodio, continuaron bailando y la agresora se habría acercado nuevamente al grupo para preguntar por la chica con quien se había peleado. Al no decirle dónde estaba la chica, la agresora le pegó en la nariz a la hija de Belcastro y comenzó una pelea.

Romina, la madre de la joven agredida, dice que ante la pelea, a las cuatro de la mañana, "un patovica la agarró de los pelos,  le pone las manos para atras, otro patovica agarra del cuello a otra de sus amigas y las arrastran hasta la calle. El patovica intentó tirar contra el asfalto a mi hija, que quedó ensangrentada y descalza en la calle". 

Alejandro Pucheta

Además, Belcastro denuncia que Pucheta, quien sería uno de los dueños del lugar habría visto todo lo ocurrido y no hizo nada. Una de las chicas se acercó a él, le golpeó la espalda y le habría dicho que mire lo que le hicieron a sus amigas, a lo que el hombre habría respondido "con cara de asco, dando media vuelta y reingresando al boliche".

Falta de presencia policial

La madre de la joven también denuncia falta de patrulleros y presencia policial en la zona del boliche. El domingo 23, cuando se acercó a la comisaria 9na de Quilmes para realizar la denuncia, el policía le sugirió que se acercara otro día porque tenían mucho trabajo. Cuando le toman la denuncia, Belcastro dice que "uno de los policías me preguntó si estaba buscando plata con esto, por lo que se deduce que hay algún tipo de convivencia con los boliches".

Amenazas

Tras lo ocurrido, la familia asegura haber recibido amenazas a través de las redes sociales por parte de trabajadores del boliche. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas