miércoles, 16 de agosto de 2017

Tras la derrota del domingo, Molina desplazó al jefe campaña, Gonzalo Ponce, y ordenó "salir a la caza de votos"

Foto: Gonzalo Ponce
La primera medida que tomó el intendente Martiniano Molina tras la derrota del domingo fue la separación del jefe de campaña rol que cumplía el abogado Gonzalo Ponce, quien es máximo responsable del área de Contralor Municipal. Se decidió que haya un grupo de dirigentes al frente de la campaña hasta el Octubre.  Se desconoce si serán convocados dirigentes de estructuras aliadas que no fueron tenidos en cuenta para la elección del domingo.



La noticia quedó confirmada este martes luego del análisis del resultado del domingo. Los números son claros. Cambiemos en Quilmes, perdió 37.500 votos en relación a Octubre del 2015 cuando Molina fue electo intendente.

EQUIPO DE TRABAJO

Se supo que son varios los dirigentes que integrarán un  un equipo de campaña. Allì està el presidente del Concejo Deliberante, Juan Bernasconi,; el secretario de Educaciòn y Cultura, Ariel Domene el concejal  Gastón Fragueiro, entre otros.

A LA CAZA DE VOTOS

La decisión de Cambiemos es revertir el resultado para Octubre. Se conoció que se llamará a dirigentes y punteros con peso para pedirles mayor esfuerzo y convencer a aquellos que trabajaron para otras listas.
También salir a caminar a barrios de la periferia los cuales no han sido tenidos en cuenta. En esa zona Cambiemos fue muy superado por el "cristinismo".
La idea es lograr "20 mil votos más" y de esta manera poder superar al Frente de Unidad Ciudadana que con sus tres listas superó a Cambiemos.

INCOGNITA CON ALIADOS

Lo que aún no se sabe es si se tomará la decisión de convocar a dirigentes de estructuras aliadas que no han sido tenido en cuenta para esta etapa de la campaña. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas