lunes, 4 de septiembre de 2017

El cacique de la Comunidad India Quilmes dijo que “Martiniano Molina está mal informado”



De esta manera respondió a la decisión del Ejecutivo municipal de Quilmes de no ayudar a la Comunidad India Quilmes y cumplir con la ordenanza del Pacto de Hermandad por los problemas internos y las denuncias que padece el cacique y algunos comuneros de parte de quienes quedarse con tierras o explotar la “Ciudad Sagrada”, sitio arqueológico conocido turísticamente como Las Ruinas de los Quilmes. Dijo también que “nos reconoce el gobierno nacional, el gobierno de Tucumán, la Justicia, el Instituto de Pueblos Indígenas y la Unión Diaguita Calchaquí”. Escuchá la nota completa.
El cacique de la Comunidad India Quilmes, Francisco “Pancho” Chaile, dijo que el intendente Molina “está mal informado”  al no reconocerlo como cacique de la Comunidad por “los problemas internos y las denuncias que tiene”. En un reportaje efectuado por Radio Quilmes FM 106.5, expresó  que el año pasado “ya nos habían dicho algo y pedimos que intervenga el Instituto de Asuntos Indígenas organismo que  me respaldo”.

Señaló que “hubo una operatoria de alguien que  se decía cacique y presentó notas en muchos lugares. Esa persona, de apellido Santos, decía en todos lados que yo no era más el cacique”.
“Tuve que presentar notas con el acta de elección y con el aval del Instituto para comprobar que soy el cacique elegido legalmente”.

"Todos me reconocen"

Chaile, visiblemente molesto por la actitud del Municipio de Quilmes, dijo que “todos me reconocen; el gobierno nacional que nos entrega becas para estudiantes secundarios o terciarios; el gobierno de Tucumán con quien tenemos nuevas reuniones para definir el tema de la Ciudad Sagrada (Ruinas de Quilmes),  y la misma Justicia.

Un grupo minoritario usurpó la ciudad

Chaile dijo que “la persona que se autotitulaba cacique estaba apoyada por un grupo muy minoritario de la comunidad que respondía al empresario que tuvo a su cargo la explotación de nuestro sitio sagrado, legalmente entre 1992 y 2002 y se quedó en forma ilegal hasta enero el 2007.

Ese grupo minoritario ya se peleó con Santos y con el empresario; están peleados, separados pero no pueden arrogarse tener un cacique. “Nuestra comunidad tiene 14 comunidades de base que conforman la entidad jurídica e históricamente reconocida”.

“Yo fui elegido por cuarta vez en noviembre del 2013. Como ocurrió siempre, tuve el  voto de la mayoría del pueblo que está distribuido en las 14 comunidades de base. Esta última elección fue a mano alzada con todo el pueblo reunido”.

Problemas internos

Chaile, uno de los caciques más importantes de la Unión Diaguita Calchaquí, reconocido no sólo a nivel nacional sino internacional, dijo que “los problemas internos empezaron en el 2003.

En el acto eleccionario de ese año donde iba a ser reelegido como cacique, un grupo de nos 30 jóvenes que no eran de la comunidad,  en actitud agresiva, impidieron que la ceremonia se desarrolle. El cacique entendió que no estaban las condiciones de seguridad mínimas para desarrollar el acto de reelección y  a pesar de que unas 300 personas de la comunidad estaban dispuesto a votarlo, suspendió el acto.

La elección se hizo meses después en el interior de una escuela donde se pidió seguridad. Allí sólo pudieron ingresar los integrantes de la Comunidad y no hubo problemas.

Mala información

Chaile dijo que “un grupo pensó que manejábamos dinero porque logramos que se lleven a la práctica varios proyectos importantes, como la construcción de la casa de la comunidad, la construcción de dos pozos de agua y el entubamiento para llevar agua a varias zonas. La realidad es que no manejamos dinero. Pensaban que el dinero quedaba en algunos integrantes de nuestra comunidad pero el dinero se utilizó para concretar los proyectos, las obras”.

El cacique dijo también que “a ese pequeño grupo lo sostuvo y lo alentó el empresario Héctor Cruz, quien pretendía continuar explotando nuestra ciudad sagrada y representantes de una parte del poder político de Tucumán”.

Dijo que “como consecuencia de esa lucha y el hecho de que pretendan quedarse con nuestra tierra o parte de ella, tuvimos denuncias,  la mayoría de las cuales no prosperaron o salieron a nuestro favor”. 

Ruinas

Chaile también se refirió a la situación de la Ciudad Sagrada, conocida como Las Ruinas de los Quilmes, la cual fue tomada por un grupo de comuneros alentados y solventados por Héctor Cruz, el empresario que la explotó ilegalmente durante cinco años y la Justicia lo desalojó en el 2007.

Dijo “que la Justicia nos dio la razón y nos devolvieron el sitio pero luego volvieron por la fuerza con gente que no es de la Comunidad y volvieron a usurparla. “Ahora comprobamos que la Justicia no actuaba y todo indica que había funcionarios que estaban pagados para que se nos devuelva el sitio”. Dijo que “ahora estamos en contacto y mantenemos reuniones con el gobierno de la provincia de Tucumán para que la Comunidad sea la que tenga el sitio como corresponde. Nos dicen que el problema lo vamos a solucionar y espero que sea así”.

Relación con el municipio de Quilmes

Chaile fue consultado por la decisión de la gestión Molina de no reconocerlo como cacique y no cumplir con el Pacto de Hermandad, Dijo que “Nosotros tenemos avances en nuestro trabajo y  no nos hacemos muchos problemas si no nos reconoce. Lamentablemente esa gente de Quilmes tuvo muy mala letra en este tiempo. No solamente con el Pacto de Hermandad sino en otro tipo de actividades que están estancadas. Tendremos que esperar que esta gente se vaya para que realmente nosotros podamos tener un mejor trato”.

Luego dijo que “Nunca hemos tenido problemas con los otros intendentes, a veces con demoras pero siempre  cumplían. Desde que me invitaron el año pasado por los 350 años de Quilmes, nunca más recibimos comunicación alguna del Municipio. No tengo ningún problema personal con el actual intendente Molina pero vemos que está mal informado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas