lunes, 18 de septiembre de 2017

Sepultaron en el Cementerio de Ezpeleta los restos del joven estudiante que fue asesinado cuando regresaba de la Facultad

Los restos del estudiante universitario asesinado el jueves a la noche en Solano, recibieron cristiana sepultura en el Cementerio Municipal de Ezpeleta. Mientras tanto, la Policía detuvo a dos sospechosos de cometer el delito y otro que se produjo siete horas después en la misma esquina (Donato Alvarez y 815 bis, límite entre Almirante Brown y el barrio La Cañada de Quilmes.

Como se sabe, Miguel Paccor, un estudiante de ingeniería química, regresaba de la Universidad donde estudiaba (General Sarmiento). Se bajó del colectivo y fue interceptado por dos jóvenes que le robaron el celular y su mochila.
Dos de los tiros ingresaron en pecho, uno en un hombro y el restante el abdomen. En mal estado fue trasladado al Hospital de Solano por un hermano porque "la ambulancia nunca llegó".  Los médicos que lo recibieron comprobaron que ya estaba muerto.

DOLOR Y PEDIDO DE JUSTICIA

Amigos y familiares de Miguel reclaman justicia.  También hablan de una “zona liberada” porque denuncias que los robos son permanentes en esa zona. Denunciaron que horas después de producido el hecho de Miguel, otro vecino fue asaltado y se sospecha que los autores del hecho fueron los mismos que mataron al joven estudiante.

EL HECHO

El asesinato de Miguel ocurrió el jueves por la noche cuando  regresaba de cursar en la Universidad de General Sarmiento, en Los Polvorines.  Fue sorprendido por los asaltantes que circulaban en moto que quisieron robarle su teléfono celular y lo acribillaron a balazos.
Familiares y allegados al joven de 26 años advirtieron que la víctima "no se resistió" al robo y que sin embargo lo mataron "salvajemente".

ZONA LIBERADA

Vecinos del lugar denunciaron que  el crimen no se trató de un "hecho aislado" y apuntó que en los últimos días varios vecinos fueron asaltados en la zona. "Ese mismo día le habían robado a mi vecino de enfrente. Y a las cinco de la mañana, mientras esperábamos el cuerpo de Miguel, en la otra cuadra le pegaron tres tiros en la pierna a un chico que llevaba a la mujer a la parada, con la misma modalidad", denuncian.

DOLOR DE LA MADRE

La madre de Miguel, con profundo dolor,  resaltó el sacrificio de su hijo para ayudarla con los gastos.  Hacía 9 meses falleció su esposo y Miguel hacia trabajos de electricidad y reparaba computadoras para colaborar.

SEPULTURA

Ayer al mediodía los restos de Miguel fueron sepultados en el Hospital Municipal de Ezpeleta.
Mientras tanto la Policía informó que fueron detenidos dos personas sospechados de haber sido los autores del hecho.  En el barrio San  José (Temperley), fueron apresados y se les encontraron una moto de las mismas características a la que utilizaron los delicuentes en el hecho y se secuestró un arma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas