miércoles, 20 de diciembre de 2017

Por el ruido de trabajadores que fueron despedidos no se pudo realizar la sesión para tratar el aumento de tasas municipales

El ruido de una cornetita y los cánticos y palmas de unos 30 trabajadores, en su mayoría mujeres, que se ubicaron en uno de los laterales del recinto del Concejo Deliberante, originó que se se pueda  continuar la sesión especial de concejales y mayores contribuyentes donde se debía tratar la ordenanza Fiscal y Tributaria que convalidará el aumento de tasas del 26 por ciento para lo que se conoce como impuesto municipal domiciliario, y un 29 por ciento para el resto de los tributos que percibe la Comuna.


El problema se había originado al mediodía. Unos 30 trabajadores, en su mayoría mujeres se presentaron en el Municipio reclamando porque se enteraron en las últimas horas que habían sido dados de baja el 30 de noviembre. "Trabajamos estos 20 días, hasta hoy y nos enteramos que ya nos habían dado de baja hace viente días". fue la sínteses de quienes se presentaron en el edifico municipal de Alberdi 500 con la intención de ser atendidos por alguna autoridad del Ejecutivo. Son todos empleados del área de Servicios Públicos y protestaron contra el titular del área, Sergio Chomyszyn.

CONTINUARON EN EL MUNICIPIO

Los trabajadores, todos mensualizados desde hace unos diez años, permanecieron en en interior del edificio municipal. Llegó la hora del inicio de las sesión especial, convocada para las 18,30 y se dirigieron al primer piso, donde funciona el Concejo Deliberante.

MUNICIPIO CERCADO

Para esa hora, el edificio estaba cercado. Las puertas cerradas y sólo se permitía el ingreso de concejales, mayores contribuyentes y periodistas. El resto del público no podía ingresar a presenciar la sesión. Esto originó en discusiones de concejales que opinaban que cualquier vecino puede ingresar a presenciar una sesión. Hoy estuvo prohibido.

NO TUVIERON RESPUESTAS

Para esa hora, los trabajadores que fueron en búsqueda de una respuesta pero no la tuvieron y decidieron manifestarse en el recinto del Concejo. Mantuvieron una reunión con concejales y se reclamó la presencia de algún funcionario del Ejecutivo, el cual nunca llegó.

UNA CORNETA Y VIENTE MUJERES

La sesión especial de concejales y mayores contribuyentes donde iba a tratarse la Ordenanza Fiscal y Tributaria, dio comienzo a las 19,30 y cuando iba a iniciarse la parte del tratamiento, el ruido de una "cornetita" y los cánticos de los empleados que habían ido a reclamar para que no les den la baje, impedía escuchar a los concejales.
La única que pudo iniciar a hablar, fue la presidenta el bloque de Cambiemos, Raquel Coldani pero no se podía oír lo que expresaba.

CUARTO INTERMEDIO

A los pocos minutos, el concejal Mariano Camaño (UCR-Cambiemos), pidió que se pase a un cuarto intermedio.

EL EJECUTIVO AUSENTE

Desde el Concejo se pidió la presencia de algún funcionario del Ejecutivo para que dialogue con los empleados que protestaban pero no hubo éxito.
Ante esta situación y la permanencia de los protestantes, la sesión se pospuso para mañana a la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas