domingo, 22 de abril de 2018

La gestión Molina utiliza el dinero de los vecinos para “apretar periodistas”

Jorge De Negri, responsable de Prensa

La gestión del  intendente Martiniano Molina agudiza su política de silenciar a medios periodistas. La mayoría de ellos asiente esta metodología a cambio de jugosas pautas publicitarias cuyos fondos son del aporte de las tasas municipales
Como se sabe, Molina no cumplió con su palabra de ser “un vocero permanente” de los temas de gestión. En dos años y cuatro meses no ha brindado conferencias de prensa ni aceptó entrevistas o reportajes con la mayoría de los periodistas del distrito.


La mayoría de los funcionarios tampoco se prestan a reportajes e incluso “tienen prohibido” prestarse a reportajes con determinados periodistas que “molestan” porque no son oficialistas. Están en una lista negra.

NO HAY RESPUESTAS

Son decenas las preguntas o consultas realizadas por este periodista a la oficina de prensa  que tiene como máximo responsable al periodista Jorge De Negri.  Las respuestas son nulas.
La gestión Molina no responde ninguna consulta y se maneja con gacetillas escritas que suelen no aportar información seria; algunas son vacías de contenido y en otros casos se falta a la verdad.

LAS PAUTAS COMO APRIETE

Como ocurrió con intendentes identificados con el kirchnerismo (Sergio y Villordo (2003-2007)  y Francisco Gutiérrez (2007-2015), el intendente Molina utiliza los fondos que provienen del pago de tasas vecinales, para “premiar a medios y periodistas complacientes y oficilialistas” y castigar a quienes realizan una tarea periodística libre.

JORGE DE NEGRI

Esa metodología lleva inclusive a que el máximo responsable de la prensa, el periodista Jorge Negri, se comunique telefónicamente para “apretar a periodistas”  con intención de que sean complacientes con el intendente Molina.
El funcionario “observa con la lupa” lo que publica o dice cada medio o periodista y cuando no le gusta el accionar de alguno de ellos, le retira las pautas publicitarias.  Una metodología nefasta que nos recuerda épocas negras de nuestro distrito.

NO HAY RESPUESTAS

Mientras realiza llamadas para intentar callar a periodistas con la promesa de aumentarles la pauta publicitaria, no atiende los teléfonos de otros colegas que no tienen la posibilidad ni siquiera de dialogar con él en su función de máximo responsable de la prensa.
Sería más que interesante que el intendente Molina advierta lo que está pasando con su oficina de prensa y la actitud de un funcionario que actúa en su nombre.
Las pruebas de esta seria denuncia están a disposición del intendente Molina o de la Justicia.

Pedro Navarro Robles

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas