viernes, 21 de septiembre de 2018

El mejor homenaje que los funcionarios pueden hacerle a los jubilados es controlar las clínicas donde se atienden

Clínica Santta Clara de Don Bosco
Como es sabido, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, conocido popularmente como el PAMI, tiene la función de ocuparse de los problemas de salud de los jubilados.  El sistema de atención médica para nuestros abuelos está privatizado.
Son miles de clínicas de nuestro país que tienen contratos con el PAMI que tienen la obligación de brindar atención médica al sector.  Las quejas por mala atención sobresalen, el problema es histórico. El mejor homenaje que pueden hacer los funcionarios a los jubilados es controlar los centros de salud donde son atendidos.


En Quilmes, como en muchos distritos muchas veces nuestros abuelos están “en manos de Dios”.  No siempre tienen la atención digna con los profesionales indicados que corresponderían.
Dentro de las clínicas que históricamente prestaron servicios a los jubilados figura el Sanatorio Bernal. Después de numerosas denuncias de mala atención, el contrato quedó rescindido.

SANATORIO URQUIZA

Otro de los centros de salud es el Sanatorio Urquiza. También tiene numerosas denuncias de mala praxis y de mala atención. En los `últimos días, familiares de un jubilado denunciaron que “lo mataron en un quirófano en una simple operación que no habría estado a cargo de un profesional idóneo”.

SANTA CLARA

Renglón destacado merece la Clónica Santa Clara (ex Policlínico del Vidrio), administrado por el Grupo Olmos. En la zona tiene dos centros de salud contratados por PAMI. El de Don Bosco y otro en Varela.
En las últimas semanas, se pudo apreciar la falta de profesionales en la atención de los abuelos internados.  Los médicos suelen hacerse presente en los pisos de internación durante la mañana. Después del mediodía  “desaparecen”.  Sólo queda disponible un servicio de guardia, ubicada en la plata baja. En los pisos con gran cantidad de internados no quedan médicos.
Los galenos, los fines de semanas suelen no cumplir funciones. Siempre quedan los de guardia y es difícil que recorran los pisos para visitar a los pacientes enfermos, en su mayoría con serios problemas de salud.
Hace tres semanas, por “problemas internos, el neumonólogo no recorrió las habitaciones. Al lunes siguiente no concurrió porque era feriado. Hubo quejas y reapareció el miércoles. (Va sólo dos veces por semana).
También faltan médicos especializado y  personal de  enfermería y auxiliares como mucamas.  El escaso personal se esfuerza para poder cumplir pero el problema es que no se audita.  Los funcionarios de PAMI no se hacen problemas y no se audita y si se audita, no ven lo que tienen que ver.

NADIE SE OCUPA

Este jueves 20 es el Día del Jubilado. El mejor homenaje que pueden hacerlos los funcionarios locales del PAMi, como así también concejlaes, legisladores y funcionarios del Ejecutivo municipal, recorrer las clínicas donde se se los atiende y constatar los serios problemas que hay en el servicio de salud

Pedro Navarro Robles    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas