martes, 13 de noviembre de 2018

El concejal José Migliaccio dice que es falsa una denuncia que tiene por violencia de género

El concejal José Migliaccio, recientemente elegido presidente del nuevo bloque de Unidad Ciudadana de Quilmes, decidió responder con una carta a acusaciones que pesan en su contra por violencia de gènero, hecho que le originó que en forma precautoria, la Justicia le impida acercarse a 300 metros de la mujer denunciante, empleada municipal desde principios de la gestiòn de Cambiemos, con quien tuvo una relación sentimental.



Varios medios nacionales informaron sobre la decisión judicial de ordenar la restricción de acercarse al domicilio de quien lo denunció y de otorgarle la eximición de prisión en una causa que aún se está tramitando y aún no tiene fallo o condena como señalan algunos medios periodísticos.

En la carta, que el concejal hizo pública en la sesión del Concejo Deliberante de este martes, y que envió a los medios, el concejal niega que haya golpeado a la denunciante y por el contrario señala que cuando él quiso interrumpir la relación, fue víctima de agresiones verbales y físicas, hechos “denunciados en la comisaría de la mujer en el mes de febrero”  de los cuales dice tener testigos y audios.

DECISION JUDICIAL

A raíz de la denuncia penal que le inició la mujer con la cual mantuvo una relación sentimental,  varios medios nacionales informaron erróneamente que Migliaccio fue condenado. La realidad es que a raíz de la denuncia,  el fiscal y el juez decidieron dar cabida a la denuncia y decidieron como medida precautoria, impedirle que se acerque a 300 metros del domicilio de la denunciante.
El concejal también debe presentarse una vez por mes al patronato de liberados una vez por mes y en forma precautoria presentó un pedido de eximición de prisión, el cual le fue aceptado.
Mientras tanto la causa continúa con su tràmite de rigor.

DENUNCIANTE

Quilmesadiario se comunicó con la denunciante quien prefirió no formular declaraciones, ratificando que fue golpeada por el concejal y que tiene “testigos y puebas”. Dijo desconocer el tenor de la carta de Migliaccio y que se comunicaría con su abogada.
En esa carta (que publicamos aparte), el concejal da el nombre y apellido de la mujer, el cual reservamos y reconoce haber intentado una relación con la mujer, señalando que es casada y que cuando fue conociéndola advirtió que se trataba de una persona “emocionalmente violenta” y que eso originó que no quisiera continuar manteniendo la relación con ella. 
Migliaccio dijo que “la mujer se sintió despechada” y  lo denunció”. También desmiente que haya sido denunciado por otras personas, ni por violencia de género ni por cualquier otro tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas