martes, 13 de noviembre de 2018

Texto del comunicado que difundió el concejal José Migliaccio a raíz de una denuncia por violencia de género que tiene en su contra

El concejal José Migliaccio, recientemente elegido como presidente del bloque de Unidad Ciudadano de Quilmes, dio a conocer un comunicado a raíz de una denuncia que tiene por violencia de género. En la nota reconoce que mantuvo una relación con una mujer casada la cual decidiò no profundizar e interrumpir cuando advirtió que "estaba emocionalmente alterada" y que esto le originó que quien lo denuncia lo agrediera fìsica y verbalmente, hechos que dice haber denunciado.


En el texto de su descargo pùblico, el concejal identifica a la mujer. Lo reprudicemos en su totalidad con la salvedad de que preservamos la identidad de la señora. 
Quilmesadiario se comunicò con la persona que acusa a Migliaccio quien no quiere hablar sobre el tema porque "hay una causa en trámite".

TEXTO DE LA NOTA DE MIGLIACCIO

"Atente y respetuosamente, como toda la vida, como acostumbre, como me educaron, me dirijo ante quienes la presente vieren, en referencia a los trascendidos falaces y malintencionados que, como es de público conocimiento, se han difundido en algunos medios digitales en manifestó agravio a mi persona
Es cierto que he mantenido  una relación con NN, pero jamás hemos llego a consolidarnos como pareja, como se menciona, entre otras cosas, producto de la convivencia de ella con su esposo,
Con el conocimiento que NN es casada, y continúa siéndolo, intenté en más de  una oportunidad, dar por terminada la intensión de prosperar en una relación, situación que me valió amenazas y hasta agresiones de su parte.
Esto puede fácilmente comprobarse tomando vista del texto de la exposición realizada por mí, en la comisaria de la mujer de la localidad de Don Bosco, en el mes de febrero del corriente.
Se da por tierra con esto a la versión que me incrimina como victimario, todo lo contrario.
Cierto es que existe una denuncia en mi contra, a todas luces falsa, y aunque medie prueba ni haya podido ser acreditada por la denunciante, las medidas precautorias impuestas, tanto por el fiscal como por el juez, las cumplo con totalidad buena predisposición, obedeciendo esto a dos motivos: proteger mi buen nombre y no obstaculizar a la Justicia en busca de la verdad. Señalo también que pese a la que la fiscalía en reiteradas oportunidades citó a la señora NN pero ella no se presentó.
Es definitivamante falso que yo he agredido a la señora NN, más todo lo contrario, la señora NN  me ha agredido en reiteradas oportunidades,  y de esas agresiones existen numerosos testigos y escuchas.  Además de esto, mi interno, la gente que me conoce, puede dar fe de la clase de persona que soy. Por esto, en este punto, pongo énfasis y desmiento categóricamente que existan otras denuncias por violencia de género ni de cualquier otro tipo en mi contra (los trascendidos, se ha mencionado la cantidad de tres denuncias a todas luces un dato artero, falaz, pernicioso y que escapa a mi razón y entendimiento de buena fe)
De manera justa reconozco haber cometido un error consistente en haber intentado construir una relación con  una mujer casada, así como también reconozco que, al conocerla un poco más en profundidad, advertí  que su personalidad emocionalmente agresiva hacia imposible la continuidad de cualquier tipo de relación sana. 
Pero es descabellado y  denigrante calificarme a mí de violento,  aquellos que me conocen solo un poco, saben muy bien como soy y el respeto con que me he manejado toda la mi vida. ES ABSOLUTAMENTE FALSO sostener que poseo una condena en mi contra por violencia de género cuando ni tan siquiera he sido convocado a prestar un declaraciones indagatoria. Lo único que ha ocurrido es que la señora NN, entiendo que por despecho, ha formulado una denuncia FALSA en mi contra la que no ha podido acreditar de ninguna manera. Es en esta instancia que, mi abgada, por precausacion y como crresponde en estos casos, solicitó inmediatamente la exmisión de prisión y el juez de garantías hizo lugar a esta solicitud, porque nada de lo expresado por la denunciante es cierto. Por lo tanto, quienes sostienen que sobre mi pesa una “grave condena por violencia de género o por lo que sea”, MIENTEN MIENTEN MIENTEN..
Es tristemente cierto que hoy arruinar una resputacion es más fácil que nunca, las noticias falsas o intencionalmente engañosas son un fenómeno presente en la difusión cotidiana de información que constribuye a la distorsion de los hechos.
Tans olo es necesario tomar vista de la causa e informar con la verdad. Tengo la tranquilidad, esa que no todos tienen, de siempre haberme desempeñado en lo laboral y en lo personal, de modo honesto. Sobre mi no pesa ninguna condena de nada. Estoy evaluando la posibilidad de iniciar querellas por calumnia.
Por último, y como ferviente promotor de la igualdad, esa por la que he trabajado todala vida, es que me permitió condenar expresamente, una vez más, toda manifestación de violencia de genero y renuevo mi compromiso de lucha para reconocimiento del derecho a la igualdad, libertad, integridad y dignidad que corresponde a todos solo humano.

1 comentario:

  1. Lo conozco a Jose. Puedo tener diferencias ideologicas con el,pero en este tema estoy seguro en su inocencia . Moraleja :no andes con mujeres casadas .

    ResponderEliminar

Las más leidas