lunes, 21 de enero de 2019

Los Molina convocaron a una reunión política, preocupados por las elecciones de este año

Jorge Molina, su esposa Raquel Coldani y Martiniano
El intendente Martiniano Molina convocó a un grupo de funcionarios y concejales a su casa para concientizarlos de la necesidad de trabajar unidos para las elecciones y mantener el distrito. Los invitados debieron llevar una gaseosa y fueron trasladados desde el Municipio, en autos oficiales al domicilio del Intendente, en la zona de La Ribera. Entre otros, participó el "padre de la criatura", Jorge Molina.


La cena fue a fines de la semana pasada y la convocatoria se debió a la necesidad de "unir fuerzas". "Fue un arenga política de Martiniano quien "ve con preocupación que podemos perder" dijo uno de los dirigentes que concurrió. 

GASEOSA Y TRASLADO
EN COCHES OFICIALES

En el aviso enviado a los invitados, se les pidió que llevasen una gaseosa y se les señaló que debían dejar sus vehículos particulares en el estacionamiento del Municipio desde donde iban a ser trasladados en vehículos oficiales. El "protocolo" funcionó a la perfección.

ELECCIONES

En la reunión se habló sobre la campaña y las elecciones de este año; se conversó sobre el proyecto de desdoblamiento del acto eleccionario y de las posibilidades que tiene Martiniano Molina si ello ocurriese. 
Para la mayoría de los integrantes del "equipo de Molina", a Cambiemos de Quilmes sólo lo salvaría el desdoblamiento de las elecciones sin la participación de Cristina como candidata. Si las elecciones se realizan en la forma tradicional y la ex presidente es candidata para competir con Macri, en Quilmes, ella supera en 15 puntos al mandatario nacional.
En este caso, Molina tiene todas las posibilidades de perder frente a un candidato de Unidad Ciudadana, más aún si el peronismo se unifica, algo que por ahora sólo es una expresión de deseo.

TERCERA FUERZA

Se analiza que si las elecciones no se desdoblan, a Cambiemos de Quilmes lo beneficiaría que se consolide una tercera fuerza donde estén estructuras del peronismo no kirchnerista, radicales y otras fuerzas como el GEN.
Pero por ahora, el panorama de Cambiemos en Quilmes y en especial de Martiniano Molina es bastante oscuro. 

SERVICIOS

La mayoría de los dirigentes consultados, hablan de la necesidad urgente de mejorar el área de Servicios Públicos; el servicio de recolección es malo y la suciedad en las calles pone de mal humor a muchos vecinos. 
A eso hay que sumarle principalmente la política económica del gobierno nacional. Hay un gran descontento con el gobierno nacional y con el presidente Macri. Molina también es una víctima de esta situación.



1 comentario:

Las más leidas