jueves, 28 de marzo de 2019

Empresarios del Parque Industrial Quilmes resolvieron regularizar su situación tributaria


El 18 de marzo se realizó una Asamblea de Propietarios en el Parque Industrial donde se decidió por unanimidad, regularizar la situación tributaria del predio de 171 hectáreas. Sin embargo, están a la espera de que ARBA acceda a permitir el pago.


Los dueños de parcelas tienen a su cargo el pago de tasas e impuestos de cada lote adquirido, pero, a pesar de la aprobación como Parque Industrial por el Gobierno de la Provincia y la aprobación del parcelamiento por la Dirección de Geodesia, las partidas inmobiliarias vienen unificadas en todo el predio de 171 hectáreas. La situación genera que no se acepten pagos individuales y la cancelación de la deuda debe hacerse en conjunto. Esto hace que, ante la existencia de empresas que no puedan o no quieran cumplir con sus tributos, la deuda no pueda saldarse.

Los empresarios, decidieron dar el puntapié inicial para lograr soluciones, por lo que asumieron el pago de los $ 19.000.000.- que se adeudan por Tasa de Servicios Urbanos municipales. Lo hicieron con el compromiso del Municipio de Quilmes. Sin embargo, la comprensión del Municipio no es acompañada por ARBA para permitir saldar la deuda por el impuesto inmobiliario. El ente recaudador provincial no solo no facilita el pago, sino que –además– realiza determinaciones de impuesto incorrectas, hace revalúos retroactivos e incluye como adeudados períodos ya cancelados.

Desde el año 2015, los empresarios quieren pagar sus impuestos y ARBA se mantiene en una posición intransigente, negándose a revisar sus determinaciones y a enmendar sus errores. La posición de ARBA ha obligado a iniciar acciones judiciales ante el Juzgado Contencioso Administrativo N° 1 de Quilmes, donde mediante una “Acción Declarativa” se plantea la realización de una correcta valuación, una adecuada aplicación del impuesto y la consideración de los períodos ya abonados. Lamentablemente, este tipo de acciones pueden recorrer todas las escalas del sistema judicial (llegando incluso a la Corte Suprema Nacional); ello implica largos años de tramitaciones y de situaciones irresueltas. En síntesis: los empresarios quieren pagar sus impuestos y ARBA no lo permite.

Es un principio harto conocido en materia tributaria que el límite de la recaudación de un impuesto está dado por la posibilidad de que el contribuyente lo pague. ARBA pretende mantener una deuda nominal mal calculada e injusta en lugar de recaudar el impuesto que le corresponde.

En el Parque Industrial Quilmes, a los empresarios se les liquida el impuesto por un parque de 51 hectáreas, un centro asistencial, dos escuelas, las calles y, además, se le aplica la alícuota en forma incorrecta y se la hace retroactiva a períodos ya pagos. ARBA conoce sus errores y se niega a admitirlo y se niega a percibir el pago correcto.

En definitiva, los empresarios del Parque Industrial reiteran su voluntad de pago y esperan la firma del acuerdo con el Municipio de Quilmes y que ARBA revierta su actitud para que el Estado recaude lo que realmente corresponde y lo aplique a solucionar las necesidades de la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas