viernes, 5 de abril de 2019

El Municipio presenta este fin de semana dos ferias gastronómicas que no tienen permiso y atentan contra los comerciales locales

El Ejecutivo municipal de Quilmes permite que este fin de semana también se realice ilegalmente otra feria gastronómica, además de la que se presenta sobre la calle Carlos Pellegrini, la cual organiza junto al Consejo de Colectividades.
 Se trata de la cuestionada Kermes Cultural que ahora el secretario  de Cultura y Educación municipal Ariel Domene, ha rebautizado "Kermés Gastronómica Cultural. Desde ayer funciona dentro del Museo Municipal del Carruaje. En realidad ninguna de las dos ferias cuentan con el correspondiente permiso del Concejo Deliberante.

KERMES CULTURAL

Hace horas dábamos cuenta que la "Kermés Cultural" funcionó el fin de semana en la plaza Islas Malvinas de La Florida, en adhesión al 93° aniversario de esa localidad. También había funcionado tres fines de semana (enero, febrero y marzo), en el citado museo municipal.
Funciona desde el inicio de la gestión Molina en ese lugar y en otros espacios públicos. La lleva adelante un empresario privado de nacionalidad siria. Ese comerciante le cobra por la explotación de los más de 100 stands a comerciantes que en muchos casos se visten con ropa típíca de países a los que dicen representar. No hay ningún convenio oficial con el Municipio y ya parece el dueño del Museo del Carruaje.

ILEGAL

Es una actividad privada en  sitios públicos. Se comercializan productos gastronómicos sin control bromatológico; se venden bebidas alcóholicas sin el correspondiente permiso del organismo provincial que regula la venta de alcohol.

DOS FERIAS

Pero lo insólito del fin de semana es que también el Municipio presenta otra feria, la denominada Fiesta de las Colectividades. Se presenta dos veces al año sobre Carlos Pellegrini entre las vías del ferrocarril y Vicente López, también de Quilmes Oeste.
Es organizada por el área de Colectividades del Municipio y un consejo de entidades de las colectividades. La realidad es que tampoco cuenta con el correspondiente permiso del Concejo Deliberante.
En esta oportunidad tiene una particularidad. Son muchos más puestos gastronómicos que ofrecen comidas típicas de distintas regiones.

COMERCIANTES

Pero a medida que fue desarrollándose se advierte que junto a los puestos de entidades locales, hay numerosos stands de comerciantes que no representan a ninguna entidad. Esta feria tampoco está reglamentada por el Municipio.
Se trata de una feria gastronómica; los productos tampoco tienen control y los precios son muy elevados.

GUILLERMO MORO

Quilmesadiario consultó a Guillermo Moro, de la Asociación Española de Quilmes, quien es la máxima autoridad dentro del Consejo de Colectividades. Sobre la presencia de comerciantes que no representan a entidades, dijo que "generalmente son comerciantes que tienen algún aval de alguna entidad amiga".

150 COMERCIANTES NO QUILMEÑOS

Las dos ferias gastronómicas que organiza y presenta el Municipio este fin de semana, presentan unos 150 comerciantes que no son de Quilmes, que pagan importantes sumas de dinero a los organizadores-
Además de la ilegalidad de las mismas, la administración Molina debería entender que atentan contra la actividad gastronómica local que sufre la crisis económica  y deben pagar impuestos, tasas municipales y servicios.  Los "comerciantes" que participan de las ferias sólo pagan a los organizadores pero nada al Municipio. 

Pedro Navarro Robles

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas