miércoles, 3 de abril de 2019

"Kermes cultural", una feria ilegal que oscurece la promocionada transparencia de la gestión Molina

La gestión Molina continúa permitiendo y promocionando la antigua Feria de las Colectividades, que en Quilmes se le puso el nombre de “Kermes Cultural” para disimilar que se trata de la misma organización privada que durante la gestión del ex intendente Francisco Gutiérrez, funcionó sin autorización del Concejo Deliberante. Lo mismo ocurre en la presente administración.
La secretaría de Cultura, a cargo de Ariel Domene, “disfrazó” la actividad y con mucha creatividad bautizó la feria con el nombre de Kermes Cultural. 


Se trata de una organización comercial privada que tiene como responsable a un comerciante de origen sirio, el cual tiene acuerdos en varios distritos del Gran Buenos Aires. Son más de cien puestos de comerciantes con propuestas gastronómicas vinculados a países o provincias, aunque generalmente lejos están de esos lugares.

A todos lados lleva el “show” con el nombre de Feria de las Colectividades pero en Quilmes la bautizaron como Kermes para evitar críticas. Se realiza periódicamente en plazas o en el Museo Municipal de Transporte de Quilmes Oeste.
Este año se realizó en  enero, febrero y marzo en el citado museo y el fin de semana pasado en la plaza Islas Malvinas de La Florida donde formó parte de los festejos oficiales por el aniversario de esa localidad.

EL SIRIO BUSCABA COMPLICIDAD

Dirigentes que formaron parte del Ejecutivo de Quilmes durante los primeros meses de la gestión Molina, reconocieron que el organizador de la “feria”, a quien conocen como “el Sirio” intentaba seducirlos para poder continuar presentando la misma en Quilmes. 
Se dice que pasó por varias oficinas y donde parece que logró convencer fue en el área de Cultura.  A tres años y medio de gestión, la realidad es que la gestión municipal ha permitido esta actividad ilegal que  no cuenta con el correspondiente permiso del Concejo Deliberante.

ARIEL DOMENE

El secretario de Educación y Cultura del Municipio, Ariel Domene, continúa sin responder por qué permite una actividad privada en lugares públicos sin el correspondiente permiso y sin decir cuál es el beneficio económico para el Municipio  Las veces que fue consultado dio versiones diferentes. Primero dijo que había un convenio pero luego que fue un decreto. Nunca mostro los papeles prometidos. 

PEDIDO DE INFORMES

Como ya lo hemos resaltado en notas anteriores, un pedido de informes presentado por la oposición en el Concejo Deliberante, duerme en la comisión de Cultura, cuya presidenta es la concejal Daniela Conversarno, esposa de Ariel Domene.
Como también lo hemos resaltado, es una actividad que oscurece la tan promocionada transparencia del intendente Martiniano Molina.

Pedro Navarro Robles

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas