miércoles, 24 de julio de 2019

Lo que le pasó a la abuela que le cortaron la pierna equivocada debe servir para que el sistema de PAMI cambie de una vez por todas

Clinica donde operaron a la abuela, contratada por PAMI
La operación a la que fue sometida una jubilada a la cual se cortaron la pierna equivocada en una clínica privada de Berazategui, contratada por PAMI, deja al descubierto, una vez más,  un sistema  de salud para nuestros abuelos que está muy lejos el trato y la atención que merecen.  Las quejas por la atención que reciben los beneficiarios de la obra social son permanentes y demuestran la necesidad urgente de cambiar el sistema. Nuestros abuelas necesitan ser atendidos en hospitales dignos


Quienes ejercemos el periodismo y nos ocupamos como corresponde de la salud y de la atención que reciben nuestros abuelos, somos testigos de un sinnúmero de quejas de parte de los enfermos y familiares que advierten la falta de atención, de profesionales y lugares dignos de quienes padecen la obra social que nuclea a los jubilados del país.

PROBLEMATICA QUE NO ES NUEVA

La problemática no es nueva, traspasa todos los gobiernos. PAMI contrata empresas privadas que deben ocuparse de atender a sus afiliados. Por ese "servicio" les paga un monto fijo para cada uno de ellos.
El negocio de las empresas privadas es "no atender a los afiliados, no gastar un sólo peso o lo menos posible, no internarlos, no operarlos, expulsarlos y cobrar igual.
Las quejas en la zona se multiplican. Periódicamente hay denuncias de posibles mala praxis, de mala atención, y se realizan escraches a clínicas contratadas por PAMI.
En los últimos años, el tema lo hemos conversado con funcionarios, concejales, legisladores, quienes por su puesto también están o deben estar al tanto de lo que pasa.

EL TEMA NO NOS ASOMBRA

Lo que le ocurrió a la jubilada de 66 años a quien le cortaron la pierna equivocada, aunque parezca mentira, no nos asombra, aunque sí nos preocupa y duele.
No nos asombra que para ser atendidos por especialistas, nuestros abuelos deban esperar meses  aunque el tema sea casi urgente. 
No nos asombra que cuando son internados, no tengan la atención que corresponde; no nos asombra que haya clínicas que no cuenten con la cantidad de profesionales y personal necesarios.
No nos asombra que las auditorias que realiza PAMI no adviertan los serios problemas del sistema: Parece normal que para conseguir un turno para un cardiólogo, para poner un ejemplo, un abuelo o abuela tenga que esperar 60 días.

EL SISTEMA NO SIRVE

El sistema no le sirve a nuestros abuelos, sí les sirve a los empresarios que ganan millones y millones de pesos. En medio están los auditores y las autoridades del servicio, que no advierten o no quieren advertir la triste realidad que se vive.
Ojalá lo que le pasó a esta señora, "beneficiaria" de PAMI, a quien le cortaron la pierna equivocada, tema que está logrando una repercusión mediática internacional, sirva. Sirva para que el sistema se cambie.

NUEVOS HOSPITALES

Propiciamos la creación de hospitales exclusivos para nuestros abuelos, o la creación de nuevos hospitales donde ellos tengan los espacios y los profesionales que necesitan.  El actual sistema ha fracasado y mata a nuestros abuelos.

Pedro Navarro Robles 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas