jueves, 1 de agosto de 2019

El Municipio de Quilmes informó que clausuró en forma preventiva a Buró por "irregularidades en materia de seguridad e higiene". Rechazo del propietario

La administración Molina informó a través de una gacetilla oficial que clausuró en forma preventiva el único boliche bailable que tiene habilitación en Quilmes Centro. Se trata de Buró, ubicado en Alem entre Brown y Lavalle. Señala que "se detectaron irregularidades en materia de seguridad de higiene y se encontró documentación desadecuada". El propietario del local nocturno rechazó los argumentos del Municipio y denuncia que "es una medida política y cuestiona la cantidad de bares que funcionan como boliches y no pueden hacerlo".


El informe dice textualmente: "Como parte de los controles que realiza la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC) del Municipio, se clausuró de manera preventiva el salón bailable Buró de Quilmes centro tras detectar irregularidades en materia de seguridad e higiene y documentación desactualizada.
"La inspección se llevó adelante con la colaboración de las áreas de Obras Públicas, Seguridad e Higiene y Control Comunal. Según consta en las actas labradas, se observó la necesidad de realizar varias adecuaciones en el sector administrativo, el depósito y el patio; se encontraron obras iniciadas sin permiso municipal; se constató la falta de extintores, de tratamiento ignífugo en todo el mobiliario de madera del establecimiento y de carteles que indiquen las salidas de emergencia; y se verificó que la documentación del expediente de habilitaciones está sin actualizar, entre otras infracciones.

OPERATIVO

Agrega que "El operativo llevado adelante ayer (por el mièrcoles),  en Buró tiene como antecedente una clausura realizada el 8 de febrero de 2018, momento en que ya se advertían falencias del establecimiento en cuanto al cumplimiento de las normas de seguridad e higiene. En todo este tiempo, el Municipio ha realizado, además, dos informes y ha infraccionado cuatro veces al salón bailable por apertura fuera del día y horario permitido."

RECHAZO Y DENUNCIA

El máximo responsable de la empresa Buró, Guillermo Panebianco, rechaza los argumentos del Municipio y señala que "es una medida polìtica y mediàtica", que el Municipio hace porque se considera que las jóvenes que la semana pasada murieron en un accidente de tránsito en Ezpeleta, habían estado en Buró pero yo puedo demostrar por las càmaras que la menor que se dice que estuvo en Buró no estuvo" y lamenta "que la gestión Molina utilice un tema tan doloroso para intentar quedar bien".

MENORES

Panebianco dijo que "nosotros no permitimos el ingreso de menores. Los menores van a numerosos bares de Quilmes que no cuentan con habilitación como boliches y deberían cerrar a las 3 de la mañana. Eso lo saben todos los quilmeños, por eso no se entiende cómo vienen a clausurarnos a nosotros cuando hay tantos lugares sin habilitación y se les permite funcionar ilegalmente como bailables". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas