jueves, 24 de octubre de 2019

La Vicaría de Solidaridad del Obispado de Quilmes, manifestó su preocupación por los momentos angustiantes del pueblo chiileno

A través de un comunicado que lleva el título "Nos duele Chile", señaló:  Durante la dictadura de Pinochet (iniciada en 1973), la Vicaría de Solidaridad de la iglesia chilena fue un símbolo de la lucha por los derechos humanos. Levantó su voz contra la tortura, reclamó por los presos políticos, ayudó en la búsqueda de los desaparecidos, denunció la represión en todas sus formas, advirtió sobre la pérdida de las fuentes laborales y la creciente precarización del trabajo. Nos sentimos herederos de aquel valiente testimonio. Desde la Vicaria de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes nos hacemos cercanos al pueblo chileno en estos momentos tan angustiantes.



CHILE NOS DUELE

"Como fruto de la desigualdad y la concentración económica, la sociedad chilena ha visto profundizar la brecha entre unos pocos que acumulan y una multitud que va siendo empobrecida.
Es la fórmula neoliberal que se quiere imponer en la Patria Grande: crecimiento económico con injusta distribución de la riqueza.
El resultado ya lo conocemos: la violencia que impacta en el tejido social. Se responde con la represión al pedido de justicia del pueblo sencillo. Se golpea nuevamente la esperanza y la dignidad de nuestros pueblos. La muerte se hace presente y el desconcierto es brutal. Pobres se enfrentan a pobres. La represión estatal sólo logra que grupos minúsculos sumen el caos y el pueblo vuelva a ser víctima sin que se escuchen sus legítimos reclamos.

TRABAJAR PARA QUE CESE LA VIOLENCIA

Trabajemos para que en nuestros pueblos cese la violencia de la injusticia y nos unimos desde aquí, este conurbano que es hoy el hogar de muchos hermanos chilenos que en distintas épocas llegaron, como tantos otros, en busca de paz, pan y trabajo. Con ellos desde aquí en oración.
¡Nunca más violencia en Chile!, ni en ningún rincón de esta Casa Común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas