jueves, 9 de abril de 2020

La intendenta Mayra Mendoza repudió la represión y pidió al dueño del Penta que acate la conciliación obligatoria

La jefa comunal se expresó por su cuenta de twitter que avalaba la decisión del gobierno bonaerense de desafectar a los policías involucrados en la represión de esta tarde a los trabajadores del frigorífico Penta. "No vamos a avalar el uso de la violencia", dice. Agrega que "Pedimos que los dueños del frigorífico sean responsables y acaten la conciliación obligatoria. El titular del Concejo Deliberante, Fabio Baez, le había anticipado a QuilmesTV el repudio y enojo de Mayra Mendoza.


Ayer, después de pedirle hace más de dos semanas, los trabajadores se movilizaron al Municipio con la intención de ser recibidos por la Intendenta. 

Tres semanas

Habían estado hace tres semanas. Allí fueron atendidos por concejales de varios bloques, entre ellos el propio titular del órgano deliberativo.
Los días pasaron y no recibieron respuestas. Ayer entonces volvieron al Municipio y  fueron atendidos por varios funcionarios, entre ellos el secretario de Comunicación y Relaciones con la Comunidad, Alberto de Fazio.  
Los trabajadores dieron detalles de la actitud del dueño del frigorífico,  el empresario  Ricardo Bruzzese.  Sobre su actitud de no permitir una actividad gremial dentro de su establecimiento y frenar  la actividad hasta que se vayan  los delegados y miembros de la comisión interna.

Mayra Mendoza

Minutos antes que finalice la  reunión, como ya lo hemos informado, se hizo presente la intendenta Mayra Mendoza quien se comprometió a ocuparse del tema.
Hasta entonces ningún funcionario municipal había tenido en cuenta el conflicto. Hoy el problema le estalló con la actitud policial de reprimir.
El hecho trasciende los límites de Quilmes y tiene alcance nacional. Para colmo, el dueño del Penta es un empresario identificado con el kirchnerismo y fue uno de los artífices del programa Carne Para Todos que se llevó a la práctica durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

INCÓGNITA

La incógnita es saber si Bruzzese va a continuar con su actitud de mantener cerrada la planta hasta que no quede un sólo delegado gremial o va a acatar la conciliación. Por lo pronto tiene un pedido de la Intendenta de respetar la decisión del Ministerio de Trabajo y el frigorífico vuelva a funcionar.
Está en peligro la fuente laboral de 250 trabajadores


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas