domingo, 12 de abril de 2020

Preocupación en el barrio Iapi por la posibilidad de que vecinos puedan haberse contagiado a través de la profesional afectada

Mónica Contreras, la obstétrica afectada
Vecinos del barrio Iapi están preocupados por la posibilidad de contagio que haya en el lugar a raíz de la obstetrica Mónica Contreras quien el viernes de la semana anterior cumplió una guardia en el CAPS (Unidad de Pronta Atención), estaba ya contagiada de coronavirus y no los sabía. Mientras desde el Municipio se señala extraoficialmente que ese día no atendió a nadie, una vecina afirma que sí. Además estuvo en contacto con otros trabajadores que a las pocas horas recibieron a cientos de vecinos para vacunarlos. En esa zona la cuarentena no se cumple como indican.


El caso de Mónica Contreras adquirió relevancia nacional porque el miércoles pasado grabó un video donde expresa que le confirmaron que tenía el virus. Denuncia que en el hospital Gutiérrez de la Plata, no se le brindaron los elementos de bioseguridad necesarios para no contraer el virus y que la problemática lo había elevado, junto a otra compañera, sin tener respuestas positivas por parte de las autoridades de ese nosocomio.

DESMENTIDA DEL HOSPITAL

Al tomar conocimiento de la denuncia de la profesional, el director del Hospital, César Fidalgo, 
confirmó que Contreras se desempeña en ese nosocomio "en una sala totalmente aislada de los pacientes febriles, porque el último mes se dividió el establecimiento para personas con síntomas respiratorios y otro para la Guardia general. El área de obstetricia, además, está todavía más separada del resto. No sabemos cómo ni dónde se contagió”, remarcó la autoridad.
Dijo que se está analizando el caso pero aclaró que en ese hospital no hay ningún internado por coronavirus y se piensa qué se debe haber contagiado en otro lugar.

CAPS DE BERNAL OESTE

Lo cierto es que la profesional se contagió y que el viernes 3 de este mes cumplió guardia en la unidad sanitaria de Bernal Oeste. El miércoles 8 fue notificada de su caso positivo.
Lo que no se sabe es si el viernes que se presentó a  su guardia ya era un caso sospechoso o si fue con posterioridad. El Municipio de Quilmes no respondió a esa pregunta.
Lo que sí está confirmado también es que estuvo en contacto con el resto del equipo de salud de ese centro asistencial del barrio IAPI. Hay versiones contradictorias en cuanto a la atención a pacientes. Mientras fuentes extraoficiales dicen que sí, en el barrio se afirma que sí.

EN CUARENTENA

Se sabe que el mismo miércoles, al enterarse de la situación, la secretaría de Salud del Municipio de Quilmes, ordenó cerrar el CAPAS para proceder a su desinfección y se puso a todo el personal en cuarentena.
La preocupación mayor de los vecinos es que parte de ese personal, del viernes al miércoles estuvo en contacto con pacientes y que el lunes se vacunó a mucha gente del barrio.
Otro dato aportado por vecinos consultados por Quilmesadiario, es que allí "nadie cumple la cuarentena; la gente sale como siempre de sus casas y van a hacer compras donde nadie respeta la distancias; aquí nadie controla nada".
Por ahora no se tiene conocimiento de que haya alguna persona afectada pero sí que hay preocupación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las más leidas